Contaminación: culpas compartidas entre países centrales y en desarrollo. Y surge un gas peor


Comenzó el proceso para reemplazar el protocolo de Kyoto, que expira en 2012, en la Unión Europea y Estados Unidos, con vistas a la cumbre de Copenague (2009). Pero aparecen trabas y un elemento más dañino: el trifloruro de nitrógeno (TN).



En general, los países emergentes y subdesarrollados coinciden en una cosa: casi todas las emisiones de gases tipo invernadero –monóxido y dióxido de carbono- acumuladas desde mediados del siglo XIX provenían o provienen del mundo industrial. Cada habitante de los países centrales, sostienen, aporta mucho más contaminantes que el resto del planeta.

Entonces, ironiza el “Economist”, fuentes de monóxido como China o India “también debieran hacerse responsables”. Máxime si ahora aparece el TN, in contaminante asociado a las pantallas de cristal líquido (PCL).

En Estados Unidos un coro de legisladores afirma que “China mantiene hoy el mayor ritmo contaminante del mundo, aunque no se refleje en la carga por habitante”. Como ocurre con los derechos civiles o el yüan, el asunto será soslayado mientras George W.Bush asista a los juegos olímpicos.

Por supuesto, India, Indonesia, Vietnam, Venezuela o Brasil son también activos contaminantes. Así, para el semanario, “las emisiones de países en desarrollo aumentan tan rápido que esterilizan de antemano los tímidos esfuerzos de las economías centrales”. Casi, el argumento típico de las grandes petroleras.

Lamentablemente, “todas esas posturas son válidas. Pero asimismo lo es una observación: es más fàcil contener emisiones de países subdesarrollados, pues tienden a ser menos eficientes en la materia y aún no adoptan medidas concretas. Por el contrario, siguen instalando plantas contaminantes”. Eso hace presumir al “Economist” que “si los países prósperos aceptan pagar la factura, los demás harán los recortes donde les resulten más baratos, no donde se contamine más”.

Este planteo mercantilista al revés apela, inclusive, al protocolo de Kyoto. En 1997, los países centrales aceptaron disminuir emisiones o pagar por reducciones ajenas según un “mecanismo pro desarrollo limpio”, MDL (CDM en inglés). El sistema ha marchado bien en algunos aspectos. Verbigracia, ávidos banqueros occidentales han invertido miles de millones filtrando gases tóxicos, mejorando la eficiencia de los combustibles y fomentado energía eólica en países emergentes o subdesarrollados. Sin embargo, la escala financiera sigue siendo por demás exigua y, por otra parte, “alienta –en la visión del semanario- a los países pobres a evitar normas pro mejora climática, aun las que podrían aplicarse fácilmente”.

Pese a todo, los acuerdos son factibles. Las economías centrales debieran elevar apreciablemente el flujo de inversiones limpias y los países emergentes más dinámicos se comprometerían a disminuir en forma efectiva las emisiones de monóxido y dióxido de carbono. En cuanto a Occidente, se beneficiará con el menor costo de emisiones de terceros. Por eso, la UE ya permite aprovechar el MDL en escala internacional, obligando a las empresas a reducir sus emisiones o canjearlas con terceros en forma de bonos o créditos.

Muy bien ¿y el trifloruro de nitrógeno? Se emplea masivamente en televisores y monitores de cristal lìquido (PCL) y, al parecer, agrava el efecto invernadero. Pero no lo incluye el protocolo de Tokio porque en los años no tenían aplicación. Irónicamente, este gas –señala “New Scientist”, Londres- fue adoptado para reducir emisiones de dióxido de carbono.

Según recientes investigaciones, su efecto invernadero es 15.000 veces más fuerte, a concentraciones moleculares comparables, que la dupla dióxido/monóxido. Por el momento, los daños son potenciales, pues, aún no se ha acumulado TN suficiente y hay tiempo para modificar la tecnologpia de la PCL, uno de cuto máximos fabricantes es Surcorea. Según un estudio producido poor la universidad de California (Irvine), la vida media del elemento es impresionante, 550 años.

Michael Prather, autor del trabajo, calcula en 4.000 toneladas la producción mundial de TN este año y unas 8.000 tm el próximo. En EE.UU., el principal fabricante es Air Products. Mientras se levantan dos plantas adicionales en ese país y una en Surcorea (Samsung). Pero China también está produciéndolo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: