Contaminación en Argentina; Argentina pierde sus glaciares a una velocidad inusitada


A pesar de ser uno de los países que produce menor cantidad de los gases contaminantes que provocan el efecto invernadero (América Latina apenas contamina el 13 por ciento del total en el planeta), Argentina padece algunos de los efectos más graves del cambio climático: inundaciones, sequías, erosión de los suelos, deforestación y el derretimiento de los glaciares, que constituyen una fuente de agua y energía imprescindible.

La cumbre de cambio climático de Cancún sirvió para ilustrar muy claramente todas esas desventajas y observar que el país sigue sin tomar un liderazgo mundial que lo convierta en un buen ejemplo a seguir por el resto de la región.
Como dijo un delegado danés con gran conocimiento de Latinoamérica en la anterior cumbre de Copenhague: “Argentina está en una posición ideal para convertirse en un país verde. Tiene producción básica agrícolo-ganadera muy fácil de transformar para que deje de contaminar. Además, tiene una matriz energética bastante limpia. Todo eso podría atraer enormes inversiones, transformándola en una gran potencia”.
“Sólo necesita que los argentinos tomen conciencia y una decisión colectiva de todo el entramado político”.
El programa de medio ambiente de las Naciones Unidas, Pnuma, lanzó un estudio de 56 páginas muy detalladas sobre el retroceso y derretimiento de los glaciares en todo el mundo.
Los de la Patagonia argentina son los más afectados del planeta. En promedio retrocedieron más de 35 metros en los últimos 10 años. Comparada con la imagen de 1931, los hielos desaparecieron por más de tres kilómetros. Todo esto acompañado por las sequías que provocaron en el 2008 la muerte de un millón y medio de cabezas de ganado, mientras que las inundaciones son cada vez más frecuentes y extendidas en el tiempo.
Aquí, los meteorólogos y oceanólogos hablan de un fenómeno de deshielos en los polos, así como de un aumento inusitado de las precipitaciones y las aguas que desprenden los glaciares que podrían llevar a una creciente de los mares en general de entre medio metro y cuatro metros para finales del siglo.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: