Posts Tagged ‘CO2’

Contaminación Lima; Lima es la capital latinoamericana con más contaminación atmosférica

Taxis informales causan el 70% de las emisiones de dióxido de carbono de vehículos ligeros, indicó el especialista en transporte Juan Tapia.

Lima presenta el peor cuadro de contaminación atmosférica entre las capitales latinoamericanas, según un informe del Instituto de Estudios Peruanos.

contaminación en lima peruDe acuerdo a los resultados, en Lima se presenta dióxido de nitrógeno, dióxido de sulfuro y material particulado en niveles más letales que en México, Santiago de Chile, Sao Paulo, Río de Janeiro o ciudades de otros continentes como Tokio, Madrid o París.

El 80% de las emisiones contaminantes de Lima provienen de su parque automotor, que además opera en de manera tan caótica que explica también las pérdidas en horas-hombre y otros costos operativos de hasta 500 millones de dólares anuales, según el Banco Mundial.

El combustible diesel que utiliza el 60% del parque automotor de Lima contiene el nivel mas elevado de azufre, fuente de material particulado, que afecta directamente la salud de las personas.

El problema se incrementa porque la capital no cuenta con un sistema de transporte masivo, señaló la revista Semana Económica en su edición de setiembre del 2009.  Hasta la fecha, no entra en servicio, salvo en periodo de prueba.

Juan Tapia, especialista en transporte, sostuvo que la Municipalidad de Lima debe controlar los taxis informales, ya que son causantes del 70%de las emisiones de vehículos ligeros y Station Wagon en la capital.

Las emisiones de CO2 se han reducido en algunas partes de España

Palma De Mallorca , 27 nov (EFE).- El conseller de Medio Ambiente y Movilidad, Gabriel Vicens, ha asegurado hoy que las emisiones de dióxido de carbono (CO2) se han reducido un 12,4% en Baleares en 2009 respecto al año anterior, al pasar de 10,9 a 9,6 millones de toneladas y ha anunciado que se prevé otro 5% de reducción para 2011.

Vicens ha aportado estos datos en una rueda de prensa ofrecida junto al presidente autonómico, Francesc Antich, tras la reunión de un Consell de Govern extraordinario para evaluar la aplicación del Plan de Acción para la Lucha Contra el Cambio Climático 2008-2012, en el momento en que se encuentra en su ecuador.

El conseller ha detallado que, respecto al año de referencia de 1990, en Baleares “se observa una tendencia afrontar estas emisiones en todos los sectores, salvo en el de generación de energía que sigue creciendo”, dado que contribuye ahora en un 50% a las emisiones y en 1990 en un 45%.

El transporte aéreo y marítimo supone el 24% de las emisiones en Baleares, el resto de transportes generan el 16%, la industria un 5% y el resto de ámbitos el 5% restante.

Vicens ha señalado que la generación de emisiones per capita ha crecido, “pero desde 2003 se ha estabilizado el crecimiento y en 2007, 2008 y 2009 se ve un cambio de tendencia a invertirlo”, algo que se acentúa en el caso del transporte por carretera, la industria y el transporte aéreo y marítimo.

El conseller ha explicado que cuando finalice la legislatura el Govern habrá invertido más de 95 millones de euros en medidas directas para paliar el cambio climático y ha señalado que de las 85 actuaciones que contempla el plan de acción “casi el 80% de ellas se han iniciado ya a mitad del plan”, y de las iniciadas “el 55,2% están en su parte final de cumplimiento”.

Vicens ha advertido de que hay otros proyectos que se contabilizan aparte como el Plan Hidrológico, la electrificación del tren, cuestiones forestales y de agricultura e inversiones directas en energía, así como el Plan de la Playa de Palma.

Antich ha explicado que el objetivo de la reunión hoy del gabinete del ejecutivo era precisamente evaluar cuáles son las acciones que se han puesto en marcha y “reforzarlas para cumplir los máximos objetivos en los dos años que quedan” del plan de actuación.

El presidente ha subrayado la relevancia que tiene para Baleares la lucha contra el cambio climático, no solo desde el punto de vista medioambiental sino también porque “tiene una vertiente económica importante” por la necesidad de proteger la calidad de las islas como destino turístico sostenible.

Según Antich, los operadores turísticos han manifestado al Govern que es necesario mejorar en innovación y en la oferta de Baleares en “todo lo relacionado con la sostenibilidad”. “De cara a la principal actividad, que es el turismo, es importantísimo que desde Baleares se plantee claramente este tema y haya una apuesta clara por ser un destino sostenible”, ha reiterado.

Ha recalcado que Baleares “debe ser una de las comunidades donde hay más sensibilidad con este tema por parte de los empresarios turísticos y hoteleros” y es la región donde más establecimientos cuentan con certificaciones medioambientales ISO.

 

Que es la contaminación atmosférica?

Como profesor de materias relacionadas con el medioambiente trato de inculcar a mis alumnos, que la contaminación en general, y en particular la atmosférica, es uno de los grandes problemas de nuestro tiempo. Sin duda, la elevada concentración de dióxido de carbono en la atmósfera es uno de los mayores quebraderos de cabeza, ya que es muy difícil bajar sus niveles de emisión y, en consecuencia, poder cumplir lo que nos exige el Protocolo de Kioto y las siguientes normativas con él relacionadas. Sólo un ingente desarrollo de las energías renovables y los deseables procedimientos de captura industrial de dicho gas, hoy todavía no operativos a gran escala, podría empezar a controlar su efecto negativo.
En relación con el «malvado» gas, quiero decir que sí, que su presencia en la atmósfera es, sin duda, la mayor causa del cambio climático. Pero yo, como profesor, siempre me refiero a él como «héroe y villano». «Villano», «malote» como dice mi nietecillo, por lo que todos conocemos, y «héroe», porque sin él no es posible la vida, y porque si sin su presencia en la atmósfera, sin dar lugar a un «ligero efecto invernadero», los rayos solares, después de incidir en la superficie de la tierra, escaparían libremente al espacio interestelar, y se provocaría una era de glaciación, en la que me temo que tendríamos poco que hacer, los que ahora tanto nos preocupamos por el calentamiento global.
La situación la ha creado el hombre, porque a lo largo de un enorme periodo de tiempo, ha abusado desmesuradamente de la biosfera en la que habita, no ha permitido que los mecanismos de autorregulación ecológica cumpliesen su función; ha roto el equilibrio que preside el ciclo del carbono. Quemar combustible para calentarse, para cocinar sus alimentos,…, talar árboles para sus viviendas, o para construir barcos, fue asumible. Los grandes sumideros naturales de dióxido de carbono, las aguas oceánicas y los grandes bosques compensaban el vertido contaminante. Después llegó la máquina de vapor, el desarrollo de la revolución industrial, el disponer de medios de transporte autónomos del viento,…, la mejora de la calidad de vida en una sociedad desarrollada… Sin duda, el nivel de vertido gaseoso a que nos referimos fue creciendo exponencialmente, y si bien es verdad que el sumidero acuoso ahí está, a lo largo del tiempo, la tala de árboles y los incendios de los bosques han provocado situaciones irreversibles. En tono jocoso, llevo años insistiendo en que si alguno de mis alumnos llega a tener responsabilidad política, aunque solo sea a nivel local, que por favor, plante árboles, y que, por supuesto, los riegue y los cuide.
Pero yo no escribo estas líneas para contar cosas que todo el mundo sabe, no, si no porque muy próxima mi jubilación, me ha dado por hojear la prensa del siglo XX.
Por cierto, es curioso que en el conflicto aludido, cuyas repercusiones fueron definitivas para el nacimiento de un Japón imparable, y el hundimiento del zarismo, las técnicas del ataque japonés a Port-Arthur, en aquel tiempo base naval rusa en el Lejano Oriente, fueron prácticamente las mismas, que años más tarde se utilizaron en Pearl Harbour, con ataque aéreo, en vez de torpederos.
El problema estratégico entonces fue la distancia y el abastecimiento de carbón de la flota rusa, carbón que al quemarse, sin duda alguna contaminaba de dióxido de carbono la atmósfera. ¿Cuánto de este contaminante no se vertería después del fenómeno manifestado por el periodista, tanto en los desplazamientos de las flotas como en la decisiva batalla de Tsushima?
Y después, qué pasó? ¿Qué hizo la Humanidad en la Primera Guerra Mundial? ¿Qué no se contaminaría en la Segunda? Los barcos quemaban carbón, después combustible líquido, pero ambos liberaron dióxido de carbono; y no hablo de lo que contaminaron los explosivos, ni quiero referirme al horror nuclear de Hiroshima y Nagasaki. Además, no podemos olvidarnos de los «vertidos contaminantes» en los diferentes conflictos bélicos locales, que han asolado la faz de la tierra; de las emisiones provocadas en los incendios de los yacimientos petrolíferos y masa arbóreas, en las catástrofes naturales y en las erupciones volcánicas.
Pero no acabemos en tono catastrofista, ni bélico, hablemos en términos de bienestar. Además de todo eso, en una parte de la Humanidad —ese es otro gran problema— vivimos mucho mejor que nuestros mayores, nos desplazamos más, pasamos menos calor y menos frío, construimos más, —infraestructuras, redes viarias, viviendas— nos hemos desarrollado industrialmente en una curva ascendente. Eso es bueno, pero lleva ligado un coste, ya que para ello hemos necesitado energía útil, y para producirla, no nos tapemos los ojeos, en el mundo —a parte de la energía nuclear— se quema mucho carbón, se quema mucho fuel y se quema mucho gas natural; hemos mejorado, sin duda, el rendimiento de las centrales térmicas, pero seguimos vertiendo cantidades ingentes de dióxido de carbono a nuestra pobre y sufrida atmósfera. Solo la Ingeniería Química, puesta al servicio de la Ingeniería Medioambiental, y el empleo de fuentes energéticas no productoras de dióxido de carbono, junto con la futura disponibilidad de sumideros del nocivo gas, podrán controlar más o menos pronto, los efectos de la contaminación. Pero como yo quizá no lo vea, sigo insistiendo a mis alumnos, ¡plántenme árboles, riéguenmelos y cuídenmelos!
JOAQUÍN RODRÍGUEZ GUARNIZO ES PROFESOR DE INGENIERÍA MEDIOAMBIENTAL DE LA UCLM

La Cumbre de Copenhague sobre el cambio climático, avanza sin cerrar un acuerdo global

Las negociaciones de carácter más técnico de la Cumbre del Clima de Copenhague siguen sin cerrar los aspectos más elementales para la consecución de un acuerdo global contra el calentamiento global a pocas horas del comienzo del tramo más político, con el desembarco de los ministros, primero, y de los más de 110 jefes de Estado y de Gobierno en la capital danesa. El secretario general de la Convención de la ONU sobre Cambio Climático, Yvo de Boer, advirtió esta tarde de que las conversaciones van “muy lentas”.
En los textos de borrador que aparecieron durante la jornada, no aparecen objetivos de reducción de emisiones para los países ricos a 2020, ni cifras de financiación ni una referencia clara a la naturaleza jurídica del futuro pacto internacional.
El portavoz de Intermón Oxfam, José Antonio Hernández de Toro, explicó que en estos textos, lo más relevante son las “ausencias”. Lamentó que no se haga referencia al fondo de adaptación, que no se clarifique que el incremento de recursos no se detraerá de la ayuda oficial al desarrollo y que éstos tienen que ser públicos; así como la desaparición de los textos del principio de ´quien contamina, paga´ y de la priorización a los países más vulnerables en la financiación para la adaptación al calentamiento.
Por otra parte, continuaron los reproches públicos entre las partes, que se exigen más compromisos. Así, la UE reclamó de nuevo a China y Estados Unidos incrementar sus compromisos en la lucha contra el cambio climático porque emiten la mitad de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) que se vierte a la atmósfera en todo el planeta. Mientras, la delegación estadounidense se defendía de las críticas de la UE asegurando que su propuesta supone un esfuerzo equivalente al del resto de países desarrollados.
El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, quiso dar ayer un impulso a las negociaciones climáticas. “Tenemos la oportunidad real de cambiar el rumbo de nuestra historia. El momento está aquí, lo vemos en todos los sectores de nuestra sociedad”, aseguró.
El secretario general alertó, además, de que el tiempo de demandas poco razonables ha pasado y ha llegado el momento del consenso. “Una vez más, estamos en el comienzo de una nueva era. Gracias por vuestro compromiso”, destacó. Sin embargo, Yvo de Boer advirtió de que los progresos alcanzados en la cumbre “no son suficientes” para presentarlos como un éxito. “El tiempo se acaba”, aseguró. Así, insistió en que no se trata de lograr la victoria de un país sobre otro sino de celebrar que se ha asegurado un futuro.

Efecto del CO2 en los oceanos

Europa Press

La Mesa Inter-Academias, representa a unas 70 academias de las ciencias con miembros procedentes de países como Australia, Reino Unido, Francia, Japón y Estados Unidos.

Aprovechando la reunión sobre el cambio climático que se está celebrando estos días en Bonn, esta Mesa ha declarado que según sus investigaciones, “el cambio climático, y más concretamente las emisiones de dióxido de carbono, están volviendo los océanos más ácidos a un ritmo tal que podría poner en peligro todas las formas de vida, desde las almejas hasta los corales.

El exceso de CO2 estaría siendo absorvido por los océanos, sufriendo así una alteración de su composición química y pasando también a ser asimilado por los seres vivos que los habitan.

Parece ser que los organismos más afectados serían los moluscos, pues la citada ácidez afectaría de manera importante a la composición de las superficies duras como caparozones, conchas y corales.

Ahora mismo, los niveles atmosféricos de dióxido de carbono son de 387 ppm (partes por millón). Si los niveles aumentaran hasta 550 ppm un arrecife de coral podría disolverse en su totalidad, dando lugar también a la desaparación de los numerosos organismos marinos que viven alrededor, según declaraciones de los científicos de la Mesa Inter-Academias.

Lo que no señalan es cuanto tendrían que aumentar las emisiones realmente para llegar a esos niveles y si es probable que esto ocurra según las previsiones de crecimiento global.

La Mesa reclama a los gobiernos reunidos que tomen medidas efectivas mediante un nuevo tratado de la ONU, en el encuentro del próximo mes de diciembre en Dinamarca.

Diputados Valencianos exigen medidas para frenar la contaminación industrial por CO2

El diputado de Compromís en Les Corts Valencianes y miembro de EUPV, Lluís Torró, instó este domingo al Consell a que implante medidas para frenar la contaminación industrial porque, a su juicio, “no puede permitir que la industria del País Valencià siga emitiendo a la atmósfera cantidades tan elevadas de dióxido de carbón”. Torró se refirió al caso del polígono industrial del Serrallo (Castellón), que “produce el 45 por ciento de dióxido de carbono (CO2) que se emite en todo el País Valencià“.

“El Consell debe actuar de manera urgente y hacer cumplir la Ley de Prevención de la Contaminación y Calidad Ambiental, porque estamos delante de un gobierno que genera medidas y leyes para después incumplirlas de manera constante”, subrayó el diputado autonómico.

El integrante de EUPV aseguró que, en la actualidad, “en el País Valencià hay un total de 350 industrias que no tienen la Autorización Ambiental Integrada, que ahora ya es obligatoria”. El parlamentario autonómico remarcó que el Consell “no puede desentenderse de esta situación y debe hacer cumplir de manera urgente la Ley de Prevención de la Contaminación y Calidad Ambiental, así como el resto de administraciones”. En su opinión, “deben preocuparse de manera seria por esta cuestión, porque sino, a este paso, no cumpliremos en el 2010 la Directiva europea”, afirmó.

Torró manifestó que se deberían establecer “claramente qué tipos de emisiones se deben medir y dónde se deben situar los aparatos que midan estas emisiones, porque no es igual colocarlos en un lugar que en otro”. También consideró que se deben establecer quién debe calibrar estos aparatos y si debe o no hacerlo la administración.

Para EUPV, las soluciones para combatir la contaminación industrial se encontrarían en el cambio de modelo energético, el impulso a las energías renovables, el cierre de las grandes plantas de combustión y la puesta en marcha de medidas de eficiencia energética y contra el tráfico.

Ecologistas atribuyen el descenso de las emisiones de CO2 en España a la crisis